BLOG SLOW DRINKING
MOVIMIENTO SLOW FOOD
12.05.2017

Movimiento Slow Food

Hoy en el blog de Slow Drinking volvemos a hacer protagonista al Slow Food. Anteriormente, ya se había comentado de este movimiento que nació en la ciudad de Roma em 1986 y que hoy en día, después de años de expansión está presente en más de 130 países de los 5 continentes.

Sin embargo, el post de esta semana va destinado a conocer un poco más esta organización, concretamente como se organiza y cuáles son sus máximas prioridades y conductas y colectivos que defienden.

En primer lugar, este movimiento agrupa todas las fases de vida de un producto alimenticio, desde su producción hasta su venta. Por esa razón, en Slow Food participan productores, procesadores, comerciantes y gastrónomos, todos ellos encargados de asegurar unos altos estandartes de calidad de aquellos productos denominados “alimentos y platos del Arca”, en alusión al arca de Noé.

Además, estos “alimentos y platos del Arca” respetan unas condiciones medioambientales a favor de la conservación de la variedad de plantas cultivadas y animales de consumo y promueven unas prácticas de producción mucho más ecológicas y menos dañinas tanto para el ecosistema como para el propio individuo que acaba ingiriendo estos alimentos.

Se puede decir que el movimiento Slow Food se basa en cuatro premisas fundamentales: lentitud y disfruta en la ingesta de la comida, promoción de los productos naturales, promoción del folklore culinario a través de las recetas típicas de cada región y el deleite de los sentidos a la hora de comer.

Como ya se dijo anteriormente en otra entrada del blog, Slow Drinking fue inspirado por el movimiento Slow Food tiene unas premisas similares a este. También a la hora de beber es necesario que nos tomemos nuestro tiempo, que hagamos partícipes a nuestros sentidos de la degustación de bebidas y que compartamos el momento en un espacio agradable.

Además, desde Slow Drinking siempre os animamos a realizar lo que llamamos el “cocktail pairing”. Este término significa que a la hora de consumir una bebida alcohólica, combinarla con una comida te hará mejorar sus sabores y el momento de la degustación. ¡Bebida y comida siempre debería ir cogidas de la mano!

¡Suscríbete a nuestro blog!

* indicates required




Volver a las Noticias